20 trucos caseros para tu ropa y calzado

Forex, Videos, Acordes, Dieta, Hosting, Letras, MP3, Musica

Siempre hay una solución para cada problema, bueno, casi siempre. Pero cuando la solución no está al alcance de la mano, es necesario tomar medidas de emergencia.

La siguiente lista de trucos domésticos para prendas de vestir nos demuestra que la necesidad es la madre de la creatividad. ¿Manchas de vino tinto o cremalleras atoradas? Estos trucos son muy valiosos en la vida cotidiana. Entonces, queridos amigos del buen vestir, no hay motivo para entrar en pánico. ¡Vamos a rescatarte!

1. Agrandar los zapatos

¿Te aprietan tus nuevos zapatos de piel? Pues con la ayuda de un secador de ropa y un par de calcetines gordos puedes agrandarlos. Simplemente, cálzate los zapatos y ábrelos poco a poco mientras aplicas aire caliente con el secador sobre las partes que te presionan los pies. Durante el proceso mueve los pies hacia adelante y atrás varias veces.

2. Cremallera atorada 

Si una cremallera ya no se desliza con facilidad, lo más seguro es que este sea el comienzo de su final. Pero tú puedes alargarle la vida si aplicas vaselina en la cadena mientras el cierre está abierto. En la mayoría de los casos se “saltará” al cerrarlo, lo que indica que el obstáculo ha sido superado.

3. Suelas blancas

Las suelas de goma y los talones de los tenis o zapatillas de deporte brillan como nuevos cuando los limpias con quitaesmalte. Coloca esta sustancia en una almohadilla de algodón y pule la suela y el talón. ¡Ya verás cómo brillan!

4. Eliminar manchas de desodorante

Con el tiempo, hasta las camisetas más blancas se manchan debido a la reacción química del sudor y el desodorante. La lavadora no suele arreglar el problema, por lo que te recomendamos un tratamiento con limón y bicarbonato de sodio. Por supuesto, el polvo de hornear también es efectivo: ponlo sobre la mancha y frótalo con medio limón. Después de unos minutos reposando, hay que enjuagar la mancha de desodorante.

5. Prevenir manchas de sudor

No importa si son causadas por una gran emoción o por las altas temperaturas: las manchas de sudor siempre son desagradables. Para evitarlas, puedes colocar toallas sanitarias en las axilas de la prenda. Suena descabellado, pero ayuda.

6. Un sencillo protector para cuero

“Don’t you step on my blue suede shoes” (en español: “No pises mis zapatos azules de gamuza”), cantaba Elvis Presley. Si hubiera sabido que solo se necesita una lima de uñas y una goma de borrar para darles mantenimiento, no se habría puesto tan quisquilloso.

7. Eliminar las manchas de maquillaje

“Aplique solamente una pequeña porción en el escote y listo”.  Lo que las instrucciones no decían es que puedes mancharte el cuello de la blusa. No hay problema: toma un poco de crema de afeitar (¡sin gel!) y déjala actuar unos minutos. Luego límpiala con agua, sécala con el secador de pelo, y listo.

8. Detén la rasgadura de la media

Este truco ya es tan viejo que algunos “millennials” ni siquiera lo conocerán: es posible detener una rotura en las medias de nailon aplicando esmalte de uñas transparente con un bastoncito de algodón.

9. Botón suelto

También es posible evitar que se caigan los botones que insisten en desprenderse de su camisa después de varios años de lealtad. Aplica esmalte de uñas transparente con el cepillito del contenedor sobre el hilo que se ha aflojado.

10. La cremallera baja

Si la cremallera de tus vaqueros insiste en bajarse una y otra vez, coloca el anillo de un llavero en la cabeza del deslizador y sube el cierre hasta poner el anillo en el botón del pantalón. Después cierra el botón y la cremallera se quedará fija.

11. Marcas de agua en el borde de tus zapatos de piel

La lluvia y la nieve arruinan incluso los zapatos más resistentes. Puedes eliminar fácilmente las marcas de agua con vinagre o con medio limón. Frota tus zapatos y luego límpialos como de costumbre.

12. Quitar la molesta pelusa

Medias, suéteres, abrigos tejidos: alguna vez llega ese momento en que se llenan de pelusa, pero puedes quitarla fácilmente con una afeitadora desechable. Estira la tela y pasa la cuchilla por encima con mucho cuidado. Los restos de pelusa se quitan fácilmente con una cinta adhesiva.

13. Camiseta fruncida 

¿Tienes el clóset lleno de ropa, pero no encuentras nada que ponerte? Puedes darle una segunda a vida a tu camiseta con algunos imperdibles (seguros para ropa). Pasa una aguja a través de cada una de las costuras laterales internas, de manera que los lados exteriores se vean fruncidos, tal como se llevan ahora.

14. Calzado con mal olor 

La mayoría de los zapatos deportivos se pueden lavar, pero no hay que hacerlo tan seguido. Para que tus zapatos se conserven frescos y en buena forma, espolvoréalos con bicarbonato de sodio o polvo de hornear. Esto absorbe el hedor y puedes usarlo las veces que quieras. Es totalmente inocuo.

15. El ataque del labial

Cuando beses unos labios rojos, ten mucho cuidado con la ropa. Pero una vez que ha ocurrido el percance, no te desesperes. Rocía espray para cabello abundantemente sobre la mancha y déjalo reposar unos minutos. Luego pon el textil afectado en la lavadora, con el ciclo y la temperatura de costumbre.

16. Huellas de rotulador permamente

Antes, una pizca de conocimiento inútil: la compañía Edding fue fundada con 313 dólares estadounidenses. Lo curioso es que las manchas de sus rotuladores resistentes las puedes eliminar con bencina (gasolina blanca) de las prendas de vestir. Coloca papel de cocina debajo de la tela y rocíe la bencina sobre la mancha. Repite el proceso varias veces mientras cambias el papel de cocina.

17. Cuello planchado

El cuello de la camisa es todo un desafío para aquellos que se encargan de planchar en casa. Si quieres hacerte más fácil esta labor, puedes usar la plancha para alisar el pelo.

reddit/BayanBennett

18. Cordón perdido de la capucha

Los cordones de las capuchas de las sudaderas desaparecen tan rápido que algunos se salen de su lugar inmediatamente después de la compra. Pero con una pajita (o popote), puedes volver a ensartarlo fácilmente. Ata el cordón a la pajita e insértala por una de las aberturas. Después tira poco a poco por fuera hasta que la pajita salga por la otra abertura de la capucha.

19. Secado rápido

Para que la ropa se seque más rápido, debes poner una toalla limpia en la secadora junto con la ropa mojada. La toalla absorbe la humedad, lo que garantiza una mejor distribución de la misma, así como una rápida evaporación. ¡Esto no solo ahorra tiempo, sino también energía!

20. Vino tinto derramado

El vino tinto derramado sigue siendo un clásico de las manchas particularmente difíciles. Mientras siga en su estado líquido, lo mejor es rociarle sal. Las manchas secas, por el contrario, se combaten con vino blanco. Debido a su similitud, el vino tinto se disuelve con su camarada blanco. Por su parte, la mancha de vino blanco se elimina con mayor facilidad.

Aquellos que saben cómo actuar en estos casos, tendrán una vida más relajada. No solo es conveniente aplicar estos trucos para tu bienestar, sino también para el medio ambiente. Comparte este artículo con todos los amantes de la moda que conoces, para que estos pequeños desastres textiles nunca más vuelvan a terminar en drama.

Deja tu comentario abajo.

Compartir con tu Familia y Amigos!

Califícalo




Qué Opinas?